Tuesday, January 8, 2013

QUIEN FUE EL GÜERO PALMA SALAZAR

Nacido a mediados de los años cincuenta en Noria de Abajo, municipio de Mocorito en Sinaloa, el Güero desde su humilde posición de guardaespaldas se ganó a pulso la confianza de Félix Gallardo, quien al paso de los años lo convirtió en uno de sus principales operadores en Sinaloa en el trasiego de cocaína hacia la frontera.

Sin embargo sucedió lo que frecuentemente ocurre en estos casos, Palma Salazar intentó trabajar por su cuenta y un buen día, un cargamento de Félix Gallardo, que supuestamente él custodiaba, se perdió. Esto provocó una reacción muy violenta por parte del Miguel Ángel quien se sintió traicionado y a través de un colombiano, Rafael Clavel Moreno, quien era novio de Minerva Palma Salazar, se cobró la factura.



En 1989, el mismo año en que fue aprehendido Félix Gallardo, Clavel Moreno sedujo a Guadalupe Laija Serrano, la esposa del Güero, y la convenció que retirara de su cuenta bancaria dos millones de dólares para huir a Venezuela. Después volaron a Caracas y ya ahí, la decapitó, y le envió la cabeza a Palma Salazar, a los hijos de éste, una niña Natalia y un niño Jesus, los dejó caer al vacío desde un puente el de la Concordia, e incluso filmó el homicidio e hizo llegar el video al Güero. En venganza, Palma ejecuto al abogado de Felix Gallardo y a los tres hijos de Clavel Moreno.

Después, hacia 1990 Palma Salazar comenzó a trabajar con su compadre el Chapo Guzmán y se hicieron cargo del corredor de Ciudad Obregón a San Luis Río Colorado en Sonora; y junto con el Ismael el Mayo Zambada iniciaron sus negocios en Sinaloa, Nayarit, Jalisco y establecieron su centro de operaciones en Guadalajara.

En 1995, Palma Salazar abordó un learjet, un Falcón 50, en Ciudad Obregón para dirigirse a Toluca. Durante el trayecto desde la torre de control en el Estado de México le avisaron que lo esperaba personal de la Procuraduría General de la República (PGR) para detenerlo. Palma Salazar le ordenó al piloto que buscara otra opción para aterrizar y se dirigieron a Zacatecas en donde tampoco pudieron descender. Pensaron en Guadalajara pero un convoy de militares lo aguardaba en el aeropuerto.

Casi sin combustible se aproximaron al aeropuerto de Tepic pero el piloto no logró arribar y se desplomaron en una ranchería en el municipio de Ahuacatlán. De ese lugar fue recogido y escoltado por el recientemente ejecutado el 28 de septiembre de 2007— ex comandante de la Policía Judicial Federal, Apolinar el Poly Pintor Aguilera y trasladado a Guadalajara.

Después, personal de la Sección Segunda del Ejército Inteligencia al mando del capitán Horacio Montenegro Ortiz localizó a Palma Salazar quien estaba convaleciente de las heridas sufridas en el accidente aéreo y lo detuvieron.

La historia judicial del Güero posterior a su detención fue de éxito tras éxito. Sus defensores lograron que se anularan los cargos en su contra en cinco de siete procesos penales.

En alguna ocasión un empleado del Juzgado Cuarto de Distrito en materia penal en donde se ventilaba uno de los procesos del sinaloense, aceptó que lo único que mantenía a Palma Salazar en la cárcel era la presión mediática.

Nos lo mandaron por tráfico de drogas pero no nos consignaron ni un gramo de enervante, también incluyeron homicidio, pero no hay muerto y portación de armas pero ni siquiera una resortera nos enviaron. El único delito que tiene es por daños en propiedad ajena dados los destrozos que provocó su avión al caer... bueno si es que lo denuncia el dueño de la propiedad.

La justicia estadunidense logró en poco más de once meses lo que la mexicana no pudo hacer en doce años: sentenciar definitivamente a Héctor Luis el Güero Palma Salazar por la comercialización de y aquí puede usted reírse 50 kilos de cocaína. Así se confirma, por enésima vez, que México sólo es un ayudante más del alguacil mundial.

Además otro éxito que se apuntaron tanto los agentes de la Drug Enforcement Administration DEA por sus siglas en inglés y el juez federal Larry Alan Burns fue que a partir de este momento el capo sinaloense se convierte en un informante de las autoridades de Estados Unidos.

Con esta sentencia a 16 años, la carrera de Palma Salazar que inició en la década de los años ochenta prácticamente llega a su fin y queda muy lejos el día en que, ante la ausencia de Miguel Ángel Gallardo Félix, el y su compadre Joaquín el Chapo Guzmán Loera tomaron el control del cártel de Sinaloa-Pacífico.

2 comments:

  1. Le sieron la lucha pero no se pudo, puse dodos queremos una vida mejor pero ai que pensar muy bien

    ReplyDelete

Comparte lo que piensas de la nota con nosotros